Él: No sé qué quieren las chicas. No se cómo hablar con ellas…

Ella: Hablar con las chicas es fácil. Te lo dicen todo. Sólo tienes que escuchar…

Frases escuchadas en una película. Tannnnn reales como la vida misma, tan tópicas como la frase que yo misma acabo de escribir. No se trata de intentar averiguar qué quiere la mujer, dando palos de ciego, sino que se trata de agudizar un sentido que el hombre, a menudo, adormece: el oído, la escucha. Es fácil pero requiere atención, focalización, esfuerzo. A veces damos demasiados rodeos en torno a cosas que son absolutamente sencillas. El ser humano tiene la brutal capacidad de retorcerlo todo, dar mil vueltas a las cosas hasta lograr complicarlas de un modo inaudito. En eso las mujeres somos maestras.

Intentemos volver a la sencillez de pedir-escuchar-responder. En esta cadena no hay lugar para “lo que ha querido decir”, “en realidad no es eso lo que quiere”, “a lo mejor he interpretado mal”. ¡NOOO! No estamos en la cabeza de la otra persona! Intentemos ser claros, concisos…

1. ELLA. Ser lo más sincera posible. Esto quiere decir que hay que intentar ser clara con lo que quieres. No se trata de convertirse en la sinceridad personificada, sino en intentar no ocultar lo que se siente, ni poner en el otro la responsabilidad de tener que averiguar lo que deseas. Si eres clara en tus planteamientos, para él será más fácil comprenderte y darte lo que necesitas. Me apetece “x”; me hubiera gustado que hicieras “esto de tal forma”; me encantaría probar “esto así”; etc.

2. ÉL. No dar nada por supuesto. En la cadena pedir-escuchar-responder están implicados: la petición de algo que se quiere, tu escucha y tu respuesta a lo que te están pidiendo. En ese proceso hay que intentar limpiar todo lo que provenga de fuera, todo lo que pensamos que está queriendo decir la otra persona. Hay que ser limpios y concretos. Esto es: barrer basurilla y centrarnos en lo que se pide (ha quedado clarísimo el punto 1. ¿verdad?: La mujer plantea deseos reales, directos, sin paja..) Entonces el hombre (que ha escuchado a tope) se centra en lo que ella ha pedido. Sin más florituras

Si la parte contratante de la primera parte (es decir: ELLA) es clara, y la parte contratante de la segunda parte (es decir: ÉL) escucha con atención, esto traerá como consecuencia inevitable el entendimiento (BIENNN!!!)… Y habremos restado muchas horas de batallas absurdas que lo único que hacen es minar la relación y quitar horas de disfrute y de amor del bueno. Así que… ¡Vamos a por ello!

 

2 thoughts on “Claves para una buena comunicación en pareja: ¿Qué quieren las mujeres?

  1. Efectivamente, en una relación lo más importante es la sinceridad y en toda comunicación debe de haber una escucha, una escucha activa, es decir, no asentir cada palabra que dice la otra persona mientras se piensa en la lista de la compra, por ejempo.
    Cuando no se es sincero o se ocultan los sentimientos, es cuando empiezan los problemas, porque la otra persona tienen que deducir lo que ocurre y la imaginación es infinita.
    Un placer poder seguir leyéndote, si tengo la web de maryasexora es por ti, gracias a ti me metí en la sexología.
    Un saludo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *