Huevos “masturbadores”

huevos tenga

Comparte esto en tus redes

Quien diga que el sexo es aburrido y no hay variedad, ¡se equivoca de pleno! porque en los tiempos que corren podemos sumar a nuestras prácticas eróticas una enorme cantidad de elementos que le den un poco de brillito gracioso. Los huevos masturbadores (qué raro suena… 🤪) proporcionan una estimulación del pene algo más sofisticada porque pasamos de la mano (que está muy bien también, ojoooo!) a texturas algo más suaves y variadas, con el fin de cambiar sensaciones. Se introduce el pene en ese huevo que se desliza y que lleva por dentro un dibujillo estriado, que cambia dependiendo del modelo que elijas. Eso se rellena de crema lubricante y… ¡voilá!, hemos cambiado la sensación. O mejor dicho, hemos dado un poco de variedad a nuestra sexualidad.

Exactamente igual que hablamos en el último podcast sobre los vibradores, traslado a este post la reflexión de que estos juguetes son aderezos maravillosos para enriquecer nuestra sexualidad y lo deseable sería que no sustituyas unas prácticas por otras, sino que añadas y varíes de vez en cuando para no acostumbrarte a una sola cosa: vuelve a la mano, usa otro tipo de juguete, vuelve a la mano otra vez… No te estanques.

Mira qué buena pinta tienen…

En la fotico del centro ⬆︎⬆︎ puedes intuir qué tipo de “dibujo” o formas tienen por dentro, que serán las que proporcionen a ese pene la estimulación gozosa que corresponda…

dfbdbhBEs

Y aprovechando que estamos en época del Orgullo, hay una edición especial, cuyos beneficios se destinarán a fines benéficos.


¿Los has probado? Te leo en los comentarios…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

huevos tenga

Huevos “masturbadores”

Quien diga que el sexo es aburrido y no hay variedad, ¡se equivoca de pleno! porque en los tiempos que corren podemos sumar a nuestras

PODCAST #34. Los vibradores y el clítoris

A la pregunta de si los vibradores le restan sensibilidad al clítoris, podemos responder que no, peeeero…, con matices. Y esos matices son sobre lo