Aceites reafirmantes del busto de Alqvimia

Comparte esto en tus redes

El grito de guerra de Midge Maisel y su representante, Susie Myerson, en La Maravillosa Sra Maisel es ¡tetas arriba! con el fin de darle -supongo- un puntito de empoderamiento al tema femenino y porque esa especie de gesto que sugiere la frase es muy de ponerse erguida, sacudir la cabeza y los hombros y encararse hacia lo que sea necesario encarar. En este caso, ella se sube a un escenario.

El pecho femenino es uno de los grandes poderes eróticos que una mujer tiene, hasta su función amamantadora es poderosamente atractiva. Nuestros pechos son fuente de alimento, de sensualidad, de placer… Cada cuerpo, completamente distinto y particular, encierra sus propios secretos y ¡ay! qué secretos serán esos…

Se podría decir que los pechos han sido la obsesión de la moda a lo largo de la historia: pechos voluptuosos a lo Marilyn en la década de los 50 o planos al estilo de Audrey Hepburn, Implantes descomunales en los 90-2000 y algo más de naturalización en la actualidad, donde los implantes de aumento no se imponen tanto como las intervenciones más relacionadas con el aspecto del pecho. Sea como sea, para una mujer el pecho es una parte sagrada de su anatomía y, como tal, tiene todo tipo de herramientas para cuidarlo.

Aporto mi granito de arena en pro del cuidado de la zona en cuestión, con mis productos favoritos. Hay infinidad de oferta en el mercado pero, ¡oh! querida Alqvimia… Siempre me decanto por tus pequeñas maravillas… Tengo en mi poder dos aceites: Generous bust oil y Reafirmarte de busto, dotados de fabulosas propiedades, que dejan la piel con un lustre de aúpa. Ingredientes 100% naturales a base de aceites vegetales como rosa mosqueta, almendras, avellanas y aceites esenciales de geranio, limón, naranja.. En fin, un gusto para los sentidos. Y, sumado a los aceites, la marca acaba de crear el reafirmante en formato emulsión (una crema muy suave), que es la crème de la crème (¡nunca mejor dicho!)

Unido al deseo de tener un busto cuidado y bello se encuentra, también, la importancia de cuidarlo a nivel salud. Se estima que, aproximadamente, una de cada 8 mujeres tendrá cáncer mama en algún momento de su vida, por lo que la observación del propio pecho, el autocuidado, ayudarán a detectar cualquier posible cambio que pueda ser potencialmente peligroso para nuestra salud: los profesionales recomiendan la auto observación de los pechos cada mes para comprobar que nada cambia con respecto a lo que consideramos “normal”: bultitos, coloración de la piel, forma, etc. El momento más adecuado es después de la regla, cuando el pecho está menos sensible. Cuanto más contacto tenemos con nuestro cuerpo, mejor lo conocemos y, por tanto, mucho más fácil será detectar cambios.

Estos productos que hoy os muestro son, aparte de embellecedores, estupendos colaboradores para que nos conozcamos un poco mejor y dediquemos el tiempo justo, pero necesario para conocer nuestro propio cuerpo, honrarlo y darle atención.

¡Tetas arriba, mujeres del mundo!

Si te decides, tienes un 15% de descuento con este código: LORENABERDUN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

huevos tenga

Huevos “masturbadores”

Quien diga que el sexo es aburrido y no hay variedad, ¡se equivoca de pleno! porque en los tiempos que corren podemos sumar a nuestras

PODCAST #34. Los vibradores y el clítoris

A la pregunta de si los vibradores le restan sensibilidad al clítoris, podemos responder que no, peeeero…, con matices. Y esos matices son sobre lo