Comparte esto en tus redes

Llegó a mis manos esta novela, de la mano de uno de sus autores y aunque he tardado un poquillo en sentarme a leerla por los devenires de esta vida loca loca que llevamos… Por fin me la he leído y ¡me ha encantado! El formato me recuerda un poco a una novela que leí hace tiempo, llamada Contra el viento del norte de Daniel Glattauer. Narra la historia de dos personas que se conocen vía chat e inician una inteligente y tierna relación, fuera de los convencionalismos «amorosos». Tuvo tal éxito que vino una segunda parte: Cada siete olas.

En Sexistencialismo –que es el título de esta novela- el punto de partida es el mismo: un hombre y una mujer que se encuentran vía chat y que inician una relación. Y a medida que avanza la historia, se van poniendo por delante los «dos rombos»  que muestra la portada del libro. Es decir, bien picante.

Él: Te ofrezco una escapada. Una cosa loca, improvisada, única, espontánea, irresistible, necesaria, de ensueño, lo que todo el mundo quiere que le pase, que la incertidumbre de la vida le ofrezca una vicencia plena, algo parecido al amor. La vivencia de dos personas desconocidas que chocan en el espacio como motas de polvo en la polvareda y deciden vivir algo (…)

¡Ahí es nada! Y con ese ofrecimiento, comienza la historia de estas dos personas desconocidas que se lanzan a la aventura de conocerse. Con un lenguaje cercano, divertido, sutil, inteligente… (está muy bien escrita); se convierte en una novela muy muy fresca, descarada, tierna también. Estoy segura de que habrá lectores que se sentirán identificados en muchos momentos, con alguno de los protagonistas.

Me la he leído de un tirón este fin de semana. Es muy entretenida, sexy y… ¡Muuuucho más!

Sexistencialismo. Ganadora del premio Quijote del amor. De Esteban Mancal (@EstebanMancal) y Clara Blanco (@Clarablancoplus). www.sesudoseditorial.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿A qué huele?

Esto del olor de los genitales es un tema que respondo una y otra vez en los mails que recibo y que casi siempre tiene

PODCAST #22. Deja con estilo

Ahora se ha puesto muy de moda esto del Gosthing, que es una modalidad de «dejada» (desapareciendo del mapa), que es bastante lamentable. Apelar a