Sobre el orgasmo femenino…

Comparte esto en tus redes

Cuando una mujer viene a la consulta con un bloqueo muy fuerte y no tiene orgasmos, suele sentirse muy exigida y tensa en sus relaciones sexuales. Normalmente le cuesta masturbarse o comunicarse bien con la pareja y, además, tiende a ser muy dura consigo misma. El trabajo que abordamos, normalmente, es el de, primero, entender cómo funciona tu cuerpo a nivel de respuesta sexual y, después trabajaremos enfocados a soltar el control. Esto significa que tenemos que quitarnos de encima imposiciones, reglas y creencias que me están manteniendo en alerta. En primer lugar, «no querer llegar al orgasmo», es decir, no buscarlo. Hay que conocer el propio cuerpo, cómo reacciona a diferentes estímulos, centrarse en «sentir», sin más. La búsqueda del orgasmo a toda costa es causa casi segura de bloqueo. ¿Y si no llega? Y si tardo mucho? ¿Y si esta postura no es la adecuada? ¿Y si mi pareja se impacienta? Todos estos «Y si» matan la espontaneidad, que es tan necesaria cuando hablamos de sexualidad.

Hace poco leía un estudio que ha hecho Diversual sobre el orgasmo femenino y me ha resultado interesante comprobar los datos, ya que se confirma que los juguetes eróticos facilitan enormemente la labor para alcanzar la meta del clímax y también que es fundamental estimular el clítoris para que la mujer llegue al orgasmo. Dependiendo de la sensibilidad esa estimulación deberá ser más o menos intensa, pero el clítoris no se libra de las caricias. Está muy necesitado… 🤪

Y también el cuerpo necesita de juegos previos sexuales para poner en marcha toda la maquinaria hormonal y emocional que requiere nuestra sexualidad. Durante los juegos previos, conectas con la persona que tienes delante, te das un tiempo para entrar en la dinámica, te concedes un espacio para soltar y relajarte… Y el orgasmo llegará cuando consigas un punto de «abandono» óptimo.

Según esta encuesta que ha llevado a cabo Diversual, las posturas favoritas para obtener el orgasmo son aquellas en las que se favorece el roce con el clítoris y es que, aunque haya penetración, la estimulación de este botoncillo mágico es fundamental para que suceda la explosión. Es interesante comprobar cómo cada vez más mujeres van abandonando esa situación amarga de la anorgasmia y van comprendiendo que no es que esté mal hecha o que tenga una incapacidad, sino que solamente hay que comprender bien cuál es mi propio mecanismo de respuesta al placer y dejar que mi cuerpo reaccione ante una buena estimulación, eso sí.

Si te cuesta llegar al orgasmo, presta atención al clítoris y usa algún juguete erótico que te pueda ayudar. En cuanto veas que el problema no eres tú como «máquina averiada», sino la forma en la que te estimulas o estimulan, te relajarás y sentirás que quieres experimentar y ahondar más en tu propia sexualidad.

Si te apetece trastear en la web de Diversual, te dejo el enlace: www.diversual.com con este código tienes un 11% de descuento. Oye, pues tan ricameeeennnteeee LORENA11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Construcción del deseo y sexualidad

Hace unos días he compartido un ratito de radio con Carlos Javier González, filósofo y conductor del programa de RNE » A la luz del

Sobre el orgasmo femenino…

Cuando una mujer viene a la consulta con un bloqueo muy fuerte y no tiene orgasmos, suele sentirse muy exigida y tensa en sus relaciones