El desamor no tiene solución, pero la falta de pasión sí. Las parejas suelen quejarse mucho cuando la rutina se instala en la relación y, en ocasiones, cuando es demasiado tarde quieren ponerse la pila para recuperar el tiempo perdido. Pues antes de que se nos caigan los palos del sombrajo y se nos quede cara de qué ha pasao, hay que trabajarse algunas cositas y ser muy conscientes de que si no regamos la planta, se nos muere. Por lo tanto,  no des por sentada tu relación y a currar cada día, sin dejar a un lado aspectos que no deben olvidarse.

Aprovechando que vamos a pasar en casa una laaaarga temporada (muchos con las parejas),  en vez de tirarnos de los pelos por las horas de convivencia, podemos aprovechar las horas para hacer esos reajustes que tenemos pendientes desde tiempos inmemoriales. Ajustes como: entrenar la empatía entre nosotros, la comunicación, el humor y, como no, el erotismo, ese gran descuidado en la convivencia. Vamos a echarle un poquito de gasolina al cerebro y, de paso, a nuestras relaciones.

Iré publicando diferentes post en los que voy a hablaros de las herramientas que hay que entrenar para mejorar con la pareja, enfocadas a enriquecerla y no convertirla en un latre que desgaste. También haré algún post dedicado a los que no tienen pareja, sí… que también en estos días de confinamiento, la cosa se puede poner un poquito dura.

Tenemos muchas cosas interesantes que podemos trabajar y puede ser sumamente enriquecedor y entretenido hacerlo con humor y voluntad de cambio (en los casos que sea necesario). Vamos a empezar ordenando ideas para abordarlas en profundidad, en cada publicación.

Uno de tantos mensajes recibidos por redes sociales...

Uno de tantos mensajes recibidos a través de redes sociales…

Coge una libreta limpita y mona y apunta cosas que nos pueden venir de perlas para hacer el trabajo. Después iremos desgranando los temas. Haz cuantos comentarios quieras y si puedes escribirme mails para enviarme tu lista de respuestas, mejor que mejor, así me ayudas a enriquecer los temas y te sirven de más ayuda todavía. Te dejo mi dirección info@lorenaberdun.com. Cuantos más mails, ¡mejor! (Los respondo todos, ¡que conste!)

Apunta y reflexiona.

Para los que tienen pareja:

  1. Cosas que te gustan de tu pareja.
  2. Lo que más te gusta de la convivencia (si convivís, claro está) y lo que menos.
  3. ¿Crees que tendrías que mejorar algo de ti mism@ para mejorar la relación? ¿qué sería?
  4. Qué temas pendientes te gustaría hablar y no hablas.
  5. ¿Te gustaría mejorar algo a nivel sexual? ¿Tienes claro qué sería? ¡apunta, apunta!
  6. ¿Tienes alguna curiosidad sexual que satisfacer? Es el momento.
  7. Escribe tres cosas que creas que hay que cambiar en tu relación de pareja. Esas cosas que sabes que fallan y que siempre caéis en lo mismo.
  8. ¿Echas algo de menos en tu relación?
  9. Valora tu relación del 1 al 10 y escribe lo que menos funciona y con lo que mejor te sientes.

Para las personas que no tienen pareja pero que les gustaría tenerla, hablaremos de esas pequeñas cosas que hay que trabajarse a nivel personal para estar lo mejor posible con uno mismo/a y exteriorizarlo de dentro a afuera. Cuántas veces habrás oído eso de si tú te ves bien, los demás te ven bien… Pues es una verdad como un templo. Desafortunadamente, encontrar una compañía que enriquezca la vida no es tarea fácil, porque la suerte también juega un papel importante, pero cuanto mejor te sientas contigo mismo/a, tendrás más posibilidades de atraer personas interesantes que vibren en una sintonía parecida.

Tanto si tienes pareja como si no, lo primero que hay que cultivar eres tú. Sin ser egocéntricos, por descontado. Pero Lo primero, es lo primero… que decían nuestras madres. Cuídate con amor, y ¡al tajo!

Y otra cosita, si necesitas ayuda tienes el chat online para contratar una consulta. Pincha en la pestaña correspondiente y trastea.

¡Viva el encierro renovador!

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *