Comparte esto en tus redes

Desde Septiembre colaboro en las tardes de Rne, con Lourdes Maldonado, haciendo una pequeña notita sobre consejos de sexualidad alrededor de las 18,30 de la tarde. Si quieres mandarnos cualquier consulta o duda, aprovecha este espacio para, con tus preguntas, poder ayudar a muchas más personas.

9 comentarios

  1. Hola, tengo 20 años y mi problema es acerca de mi hermana de 17. Está teniendo problemas de regularidad en el periodo. La médica de cabecera le ha recomendado que se haga una revisión ginecológica. El problema es que todavía no ha ido nunca al ginecólogo, tiene terror a las pruebas que le podria hacer, piensa que son terribles. No he podido convencerla de lo contrario.
    Yo también tengo que hacerme una revisión pronto. He pensado en pedir cita para las dos seguidas, para que vea como me hacen las pruebas para quitarle el miedo, y luego darle la oportunidad de hacerse la revisión también.
    Me gustaría saber tu opinión sobre esto, si te parece buena idea.
    Muchas gracias.

    1. ¡Gracias Lorena!. Mi hermana escuchó tu respuesta y se convenció de que debía ir a la ginecóloga conmigo. Este Lunes hemos ido las dos a la ginecóloga de un seguro privado. Mi hermana ha podido ver como me hacían la eco vaginal. Luego la ginecóloga le entrevistó a ella a solas, y pude estar con ella cuando le exploraron. Todo le ha resultado muy sencillo.
      Un beso!

  2. Buenas, soy Cristina y quería dejarte una consulta.

    Tengo 25 años. Desde hace un tiempo mantengo una relación con un chico de mi misma edad. En nuestras relaciones sexuales, yo siempre me mantengo tumbada en la cama debajo boca arriba. Me gustaría probar otras posturas para estimular zonas distintas de la vagina, como quedarme a cuatro patas, o de pie agachada con las manos apoyadas en la pared. Pero por otro lado, me imagino en esas posturas y me veo ridícula, sobre todo en posiciones en las que no estoy de cara a mi pareja. Te queria preguntar si piensas que seria bueno que probara, o deberia seguir como hasta ahora.

    Un saludo.

    1. ¡Siempre probar y experimentar! Te ves “ridícula” porque pones demasiada cabeza y no te dejas llevar. Si nos vemos a nosotros mismos como espectadores de nuestro propio acto sexual, nos da cierto pudor. Intenta sumergirte en la relación erótica sin “verte desde fuera”. Escucha este capítulo del podcast, que igual te ayuda… “apaga el modo espectador”. Lo tienes en la pestaña de podcast, el número 17.

      Un abrazo!

  3. Mi pareja tiene 23 años y desde hace un tiempo estoy preocupada por su evolución física.
    Desde hace un año lleva entrenando en gimnasio. Ha ganado mucha masa muscular en poco tiempo. Esto se debe a que está consumiendo unos productos que le recomiendan en el gimnasio. He averiguado que estos productos contienen esteroides como la nandrolona.
    En el terreno sexual no le encuentro bien. Le cuesta mucho más que antes conseguir una erección, nuestras relaciones sexuales duran mucho menos, y en general tiene menos deseo sexual.
    ¿Podría estar afectando el consumo de estas sustancias a su rendimiento sexual?
    Un cordial saludo.

    1. Hola!! Pues sí, pueden afectar a la sexualidad. Cuando se abusa del consumo de anabolizantes sin supervisión médica, los efectos pueden ser negativos, porque los esteroides interfieren con la testosterona, que es la hormona masculina por excelencia. La libido puede bajar y también afecta a las erecciones. Afecta a la fertilidad, porque el cuerpo deja de producir espermatozoides, al aumentar la testosterona en el cuerpo. Los testículos se hacen más pequeños y también se puede notar cierta feminización, es decir que note un crecimiento de las glándulas mamarias en el pecho. Normalmente, retirando los anabolizantes, todo vuelve a la normalidad, pero se necesitan unos tres meses para ello. Y, por supuesto, si no hay supervisión médica hay más posibles efectos secundarios. Cuidado! Un abrazo

  4. Soy entrenadora de gimnasia artistica de grupos de chicas de entre 12 y 14 años.
    En cualquier practica deportiva tenemos un problema cuando las niñas empiezan a tener la menstruación, las molestias y el debilitamiento general que les provoca les lleva a muchas a abandonar el deporte.
    En nuestra especialidad tenemos un problema añadido, ya que se hace bastante necesario el uso de tampones, lo que a chicas tan jovenes les produce inquietud y rechazo.
    Estoy pensando en darles una charla para explicarles la conveniencia de usarlos y le mejor forma de colocárselos.
    Te agradecería que me oruentases un poco cómo afrontar esta charla.

    1. Creo que la mejor forma de hacerlo es hablar con mucha naturalidad de la regla. Explicar en qué consiste, todo lo que eso conlleva y las formas de estar más cómodas y cuidadas. Enseñadles todas las formas que hay en el mercado, a su alcance, para los días de la regla y yo te diría que lleves una muestra de cada cosa para enseñarles y que puedan tocarlo y quitarse la aprensión. Compresas de diferentes tipos, tampones, la copa menstrual, etc. Una vez hablado y normalizado el tema, considera recomendarles lo que crees mejor para los días que hacen gimnasia. La copa o los tampones. Estaría bien que informéis a los padres sobre la charla que les vais a dar y que también les ayudéis a ellos a que se animen a hablar con sus hijas de ello, para que nada de lo que se plantee puede parecer “raro”. Espero haberte ayudado. Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

huevos tenga

Huevos “masturbadores”

Quien diga que el sexo es aburrido y no hay variedad, ¡se equivoca de pleno! porque en los tiempos que corren podemos sumar a nuestras

PODCAST #34. Los vibradores y el clítoris

A la pregunta de si los vibradores le restan sensibilidad al clítoris, podemos responder que no, peeeero…, con matices. Y esos matices son sobre lo