Hablamos mucho de las parejas y de la convivencia en estos momentos en los que estamos obligados a convivir las 24 horas del día. Pero también hay muchas personas que viven solas o que están pasando estos días solos, por determinadas circunstancias. Generalmente tenemos muchas dudas sobre cómo cuidar a la pareja, cómo mantener viva la chispa, cómo no caer en rutinas tediosas, etc. Y estas cosas nos preocupan más cuando estamos emparejados, pero ¿qué pasa cuando estamos sin pareja? ¿nos olvidamos de todas esas cositas? Pues no debemos. Tenemos que trabajar nuestra sensualidad desde dentro, intentar cultivar esa especie de elegancia personal y potenciar nuestros puntos más fuertes: solteros, emparejados, en proyecto… Da lo mismo, hay que trabajarse lo más íntimo.  Hablar con Alexa está estupendo, sí, pero tampoco hay que pasarse, que no somos Joaquin Phoenix en Her. Así que, aprovechemos estas horas del día para profundizar un poco más en nuestros temas personales.

¿Qué quieres? ¿Qué necesitas? ¿Qué echas en falta? Y sobre tu sexualidad… ¿crees que hay que revisar algo?

Un punto a favor de este encierro es que tienes todo el tiempo en tus manos para cuidarte más, alimentarte mejor, nutrirte por dentro y por fuera. Te dejo algunas pistas sobre temas que igual te ayudan a ahondar en esa intimidad y también corregir errores comunes sobre temas que creemos tener dominados.

  • Busca tus zonas sensuales.

Seguramente estás muy acostumbrado/a estimular siempre las mismas zonas, porque las tienes bien estudiadas y sabes lo que te gusta, pero te recomiendo que dediques buenos ratos a descubrir novedades en tu cuerpo. Las hay, te lo aseguro. Sólo hay que salir de esa zona de confort de sota, caballo y rey, porque somos animales de costumbres y cuando algo nos gusta, allá que vamos. Vale, no nos vamos a privar de eso, pero vamos a añadir un poco de vidilla y a navegar por zonas no tan trabajadas. Para empezar con ello aparca los posibles juguetes eróticos que tengas (de momento) y céntrate en reconectar con tus propias manitas: caricias, pellizcos, magreos… Tú mandas.

  • Aquí y ahora.

El famoso mindfullness del que tanto oímos hablar. Para la sexualidad es fundamental. No lo pongo con mayúsculas para no parecer dramática, pero, en el fondo, LO PONDRÍA (¡ga!) Uno de los mejores consejos que le puedo dar a una persona que no logra conectar con su placer es que deje de pensar en otras cosas mientras está en modo sexo. Es decir, hay que poner el modo avión y desconectar de las traiciones de la cabeza. Enfoca la mente en lo que estás haciendo y deja de juzgarte desde fuera.

Esto es más frecuente que ocurra cuando estamos en pareja, por eso trabajar este aspecto en este tiempo que estás a solas, es  perfecto para entrenar. El momento presente y la falta de juicio son fundamentales para un buen sexo. Te lo dejo como un súper titular.

Uno de los grandes distractores en la relación sexual es la propia mente, el desvío de la atención hacia temas que no son rigurosamente el hecho erótico que estás viviendo, por lo que un ejercicio fabuloso para conectarte con tus sensaciones es la focalización sensorial. Es decir, centrar la atención en todas las sensaciones que experimentas. Por ejemplo, cuando te duchas: atiende activamente a las gotas que caen por tu cuerpo, en qué zonas te gusta más sentirlas, qué es lo que más te relaja… Observa el tacto de tu ropa y las zonas que toca, focalizando ahí la atención, verás como las sensaciones se expanden. Sólo hay que prestar atención y darles su espacio. Entrenando la atención plena a solas, te será mucho más fácil atraerla cuando estés en pareja. Y si no hay pareja que valga, pues eso que te llevas para ti solito/a.

  • Crea rituales.

Es decir, montarte un escenario en el que te sientas con comodidad absoluta, para marcarte una aventura sexual contigo mismo/a. Busca el momento propicio y en un espacio limpio, con una iluminación agradable, con algún aroma que te guste, una listad de reproducción sensual… Al ataque. Abre la mente y experimenta.

  • Fantasías eróticas.

Las fantasías son historias sexuales que dan forma a los deseos. Formas invisibles que enriquecen nuestra sexualidad pero que, con frecuencia, bloqueamos, porque las juzgamos desde nuestra mente controladora. No las deseches cuando aparezcan e invócalas cuando sea el momento preciso. La fantasía alimenta el mundo erótico y puede ser muy positiva para disfrutar del sexo. En ese ritual que te has montado, echa mano de tus fantasías más ocultas. Todo vale. Las fantasías son muy importantes.

  • Conciencia corporal.

Te propongo una reflexión sobre este tema: cómo te relacionas con tu placer, con tu cuerpo, cómo te comportas con el sexo en solitario y cómo cambia eso cuando hay otra persona involucrada, etc.

Piensa sobre cómo te sientes con tu cuerpo y cómo te gustaría sentirte y, a partir de esta reflexión, qué podrías hacer para cambiar eso.  

En general, con frecuencia pensamos que no tenemos tiempo para cuidarnos e, inconscientemente, dejamos a un lado esa atención íntima, necesaria para desarrollar nuestra capacidad de sentir placer. Todas las personas pueden sentir placer. Todas. Si no podemos es porque algo bloquea esa capacidad y la mejor manera de derribar bloqueos es dedicándonos tiempo, escuchándonos con honestidad y dándonos lo que necesitamos. La curiosidad alimenta la sensualidad propia. Cultívala y verás como la chispa llega.

Y sí, una vez que has descubierto nuevas zonas de placer, que te estás “reconociendo”, que te das tu tiempo y espacio para experimentar más allá de lo que conoces en ti, que te escuchas… Entonces puedes recuperar esos juguetes eróticos que tan fácil te lo ponen. Lo reconozco, son muy efectivos.

Feliz confinamiento. Nos queda mucho por delante… Cuídate y disfruta. 🙏🏼😘

 

 

3 thoughts on “RECONNECTING #4. A solas: conviviendo con nosotros mismos

  1. Me alegra que escribas para personas que están solas ( desde mucho antes del confinamiento) para siempre. Por cierto, podrías recomendar algunos libros para los que estamos solos? Gracias.

Responder a Ángela Cancelar la respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *